Error
  • The template for this display is not available. Please contact a Site administrator.

De regreso a clases con estilo

Written by   Ángela Cruz Published in Blog padres

morral con estilo para regreso a clases

Se acerca la temporada escolar y muchos padres nos enfrentamos a la elección del morral adecuado para nuestros hijos. Esta elección no es para nada superficial, de hecho, es una de las más importantes para que los niños puedan tener un buen año escolar tanto en términos de aprendizaje como sociales.

Suscríbete al blog para padres Norma

Para empezar, el morral escolar es un aliado de los buenos hábitos de estudio ya que apoya las habilidades de organización y planificación de los niños. Por esta razón, es importante considerar el tipo de compartimentos que brindan: algunos niños deben cargar dispositivos electrónicos al colegio, por lo que los compartimentos deben contar con revestimientos especiales que los protejan en caso de golpes. Asimismo, algunos morrales cuentan con bolsillos útiles para cargar la lonchera, los termos de agua e incluso, ropa de cambio para cuando se requiera.

Contar con un morral que brinde los compartimentos adecuados para las distintas actividades que nuestros hijos desarrollarán en el colegio es una garantía de que cargar los implementos escolares no será una tortura y el riesgo de olvidos “involuntarios” se reducirá al máximo. Por otra parte, es importante que consideremos también aquellos elementos que no pertenecen estrictamente al ámbito académico, pero que nuestros hijos llevan consigo: bolsillos para los audífonos y teléfonos móviles son un valor agregado a la hora de elegir la maleta que los acompañará durante todo un año.

A la hora de elegir el morral adecuado es preciso, además, considerar el tamaño del niño y la cantidad de materiales que necesita cargar diariamente. Un morral muy grande para un niño muy pequeño, independientemente del peso, puede ser causa de tropezones y accidentes pues el pequeño no podrá establecer una relación adecuada entre el espacio disponible y el que ocupa su maleta. Por esta razón, es importante que el morral no cubra más allá de la extensión de la espalda y que su volumen sea adecuado a los espacios en los que se moverá el niño, como corredores y pasillos de rutas escolares. En este sentido, es importante que enseñemos a los niños a hacer uso adecuado de su morral: cargarlo sobre un solo hombro, por ejemplo, puede afectar la rotación adecuada del hombro, mientras que cargarlo hacia adelante puede hacer que la espalda se encorve. Otra buena estrategia es cargar los elementos más pesados en primer lugar, de manera que su peso recaiga sobre la zona lumbar,  la más fuerte de la espalda.

El siguiente aspecto fundamental a la hora de comprar el morral tiene que ver con el estilo y la apariencia. Por supuesto, la calidad es importante, por lo que el reconocimiento de una buena marca nos da la garantía de que no tendremos que estar haciendo cambios en la mitad del año. Además de lo anterior, es importante considerar la edad de los niños y fijarnos en cuáles son las tendencias de su entorno. Muchas veces como padres tendemos a ver a nuestros hijos mucho más pequeños de lo que son y consideramos que seguirán usando útiles escolares con la imagen de los muñequitos y superhéroes que compartimos con ellos en el hogar, pero el tiempo pasa y con él cada vez se hace más relevante la opinión de los pares. Por esta razón, la elección del morral debe ser consensuada en principio y posteriormente, al llegar a la preadolescencia, debe convertirse en autónoma, ya que será uno de los elementos que permitirán a los niños definir y reafirmar su identidad, gustos y estilo personal. 

Suscríbete al blog para padres Norma